Cirugía de Columna

La columna vertebral está compuesta por 33 vértebras y entre cada vértebra existe un disco intervertebral compuesto por un anillo fibroso y un núcleo pulposo, que en ocasiones puede desplazarse de su lugar, provocando lo que se denomina hernia discal. Estas hernias pueden causar compresiones de la médula y de las raíces nerviosas, generando síntomas como dolor, ardor, hipersensibilidad o disminución de la sensibilidad en las extremidades inferiores, desde el glúteo hasta el dedo gordo del pie, así como también disminución de la fuerza en las piernas, lo que ocasiona marcha claudicante e inestabilidad.

 

El tratamiento inicial consiste en terapia farmacológica con el uso de neuromoduladores para control del dolor y Medicina Fisica y Rehabilitacion,seguido de fisioterapia. Si la condición del paciente no mejora, se procede a realizar un tratamiento no invasivo:


 

· Nucleolísis percutánea por aplicación de radiofrecuencia (con o sin aplicación de ozono)

El tratamiento quirúrgico es planeado en una reunión con expertos certificados en cirugía de columna, para decidir la mejor opción para cada caso particular, abarcando desde una discoidectomía simple, aplicación de espaciadores interespinosos, etc.,   hasta la instrumentación y descompresión-recalibraje a 360º. (foto)