Juanetes
El hallux valgus es a una desviación del primer dedo del pie, fuera de la línea media, y está acompañado de una protuberancia, que se conoce como “juanete”.

Incómodo, a veces doloroso, de aspecto no muy grato a la vista y generalmente se da entre las mujeres. Así se presenta esta deformidad ósea que conocemos como juanete, médicamente conocido como Hallux Valgus, del latín hallux (dedo) y valgus (hacia fuera).


Tratamiento
El objetivo principal es el alivio del dolor. Éste debe ser siempre la primera opción. La idea es modificar la talla y el tipo de calzado, evitando los zapatos de tacon y punta estrecha para disminuir la presión y el roce sobre la deformidad del pie. Si bien las férulas y plantillas no detienen la progresión de la deformidad, algunos pacientes se benefician con su uso cuando la metatarsalgia es el síntoma principal o en los casos de valgo importante del retropié. Los analgésicos pueden aliviar el dolor e inflamación, pero no eliminan la causa, otro medio efectivo dependiendo el grado es la Rehabilitacion Fisica

Tratamiento quirúrgico
Se aplica una vez que las medidas no quirúrgicas han fracasado. Los objetivos de la cirugía son disminuir el dolor y corregir los elementos patológicos para mejorar la función biomecánica del antepié.

El aspecto estético tiene un papel secundario. Existen más de un centenar de cirugías, incluyendo técnicas abiertas y cerradas (percutánea), por lo tanto no hay un procedimiento ideal. Diferentes estudios muestran que entre un 80 y 90% de los pacientes sometidos a cirugía están satisfechos con el resultado.


Consejos para elegir un calzado
• Elija el calzado según se ajusta al pie y no por la talla, pues varía según marca y estilo.
• Escoja el calzado más parecido a la forma de su pie.
• Mida sus pies, pues cambian a medida que usted envejece.
• Ajuste el calzado al pie más grande, porque no son iguales.
• Pruebe el calzado al final del día, ya que los pies aumentan de tamaño.
• No compre zapatos muy estrechos creyendo que cederán en el futuro.
• Acepte sólo un mínimo de deslizamiento en el talón.
• Camine con los zapatos antes de comprarlos, asegurándose de que éstos sean realmente cómodos


Dr. David Briceño Hernandez