Protesis de rodilla

Es una cirugía que se practica para sustituir una articulación lesionada por una articulación artificial. Su objetivo es eliminar el dolor y la incapacidad causada por la destrucción articular, ocasionada principalmente por artrosis. La mayoría de pacientes sometidos a esta cirugía pertenecen a la tercera edad, padeciendo simultáneamente enfermedades concomitantes como hipertensión, diabetes, colesterol, infartos, etc., que no suponen una contraindicación para este procedimiento.

El paciente sometido a esta cirugía inicia la marcha completa 24 horas después de su cirugía e inicia ejercicios de flexoextensión activa y puede ser egresado del hospital dos días después. La finalidad es reintegrar al paciente a la libre marcha e independencia física, que secundariamente mejorará el estado metabólico y hemodinámico de sus enfermedades concomitantes.